Truly nolen Guatemala

Avispas

   

             Las abejas y avispas en general son insectos beneficiosos en la naturaleza; sin embargo el hecho de instalar sus nidos próximos a las construcciones del hombre hace que usualmente existan experiencias altamente dolorosas por pocos individuos que en números mayores ocasionarían reacciones severas e incluso la muerte en las personas. Pertenecen al orden Hymenoptero. Existen más de 113.000 especies conocidas y hay registros fosiles que estan en la tierra desde la prehistoria.

Familia vespidae

Avispas de tamaño mediano, de colores vivos, solitarios o sociales. Construyen nidos con material de celulosa y lo aprovisionan con larvas de lepidópteros. Adultos se alimentan de presas libres y de fluidos azucarados. Colonias con división de castas, reinas, machos y hembras asexuadas, o bien solamente de hembras y machos. La subfamilia vespinae incluye dos géneros de interés rural y agrícola. Polistes con las especies P. buyssoni, P. gailicus y Vespula germánica, estas 3 especies introducias a Chile en las últimas décadas. Polistes incluye avispas de color pardo rojizo, con abdomen de igual color o con bandas amarillas. Poseen largas patas las cuales, durante el vuelo, las mantienen rectas hacia abajo y hacia atrás. Las larvas de lepidópteros aprovisionadas en sus nidos, son maceradas por la hembra y entregadas como una pulpa semisólida a las larvas. Se encuentran además en parronales y huertos frutales con fruta madura, pero la hembra se alimenta de frutos con heridas o atacados previamente por otros insectos. Son incapaces de romper la cutícula de granos de uva, pero si de frutos con piel delgada y sobre-maduros como la pera. Aunque no son agresivas, son temidas por los trabajadores durante la cosecha por poseer un aguijón que produce dolorosas picaduras. Forman nidos aéreos, entre la vegetación, bajo aleros o en intersticios de murallas.

Distribución

Esta especie fue introducida desde Argentina a fines de la década de 1960, estableciéndose en las provincias de Los Andes y San Felipe. Luego se dispersó al norte de la Región Metropolitana, para finalmente establecerse hasta la VI Región.

Características morfológicas

La obrera de P. buyssoni alcanza 16 a 19 mm de largo. Cabeza negra con pardo rojizo, antenas rojizas con el funículo negro por arriba. Tórax negro con una pequeña franja amarilla anterior, resto con manchas pardo rojizo. Abdomen de tonalidad variable, parda rojizo a parda amarillento, con manchas transversales pardo oscuro. Alas y patas anaranjado rojizo.

Hábitos y alimentación

Construye nidos colgantes en vegetación de cerros y quebradas y en construcciones de zonas rurales, iniciándose el establecimiento de nuevas colonias desde fines de octubre, las que aumentan considerablemente en el verano, para decrecer en otoño. Inviernan como adultos, a niveles relativamente bajos de población. Colonias sin dieta animal (larvas de lepidópteros, tendredínidos y otras), no prosperan ya que la alimentación de sus larvas es con papillas de este origen. Sin embargo, los adultos pueden prosperar por más de 2 meses sobre dietas de jugos azucarados.Polistes gallicus.

Distribución

En cuanto a P.gallicus, especie de origen europeo, establecida en Argentina, ha sido recientemente descubierta en la Región Metropolitana donde probablemente se ha confundido con la anterior.

Características morfológicas

Las avispas son algo más pequeñas que P. buyssoni y se caracterizan por la combinación de color negro y amarillo, con antenas y patas amarillo rojizo. Toda la frente, clípeo y mandíbulas son amarillos; escapo de la antena es amarillo por abajo y negro por arriba, el funículo es rojizo. Protórax posee el margen anterior amarillo y otras manchas amarillas hacia atrás. Las alas nacen en una mancha amarilla, resto del tórax con manchas amarillas sobre el fondo negro. Abdomen de la obrera negro con bandas completas de color amarillo en el margen posterior de cada segmento. Los fémures son todos negros dorsalmente y amarillo anaranjado por abajo.

Hábitos

Al igual que las especie anterior, construyen nidos de cartón, gris oscuro abiertos por abajo pero de tamaño menor, y celdas individuales más pequeñas que P. buyssoni. Carecen de reina y una de las obreras asume el papel de tal sometiendo a las demás. Su papel es poner huevos y destruir aquellos puestos accidentalmente por las otras hembras sometidas. Son menos agresivas que P. buyssoni y no se ha observado que ataquen al hombre o animales. La avispa "chaqueta amarilla", Vespula germánica, tiene una mayor importancia en el sector rural por su mayor agresividad y hábitos de alimentanción mixta carnívora y frugívora. Con sus poderosas mandíbulas es capaz de romper la cutícula de frutos maduros y desecados. Además ataca colmenas de abeja melífera en un activo pillaje, donde roba miel, produciendo una elevada mortalidad de obreras las que mueren decapitadas por la Vespula.

Distribución

La chaqueta amarilla fue descubiera en Chile hacia 1968, en la V Región. Rápidamente progresó hasta la X Región desde donde ha migrado hacia la R. Argentina. Construye nidos de cartón cerrado y subterráneos, bajo raíces de árboles, en perfiles de corte de camino en troncos huecos e incluso en habitaciones.

Características morfológicas

Las obreras de esta especie miden 12 mm de largo. Antenas negras, cabeza negra con frente, clípeo y mandíbulas, fuertemente amarillas; tórax negro peludo, con algunas manchas amarillas en las pleuras y metanoto. Abdomen amarillo cobrizo, con un margen anterior negro y manchas negras, una muy ancha en el segundo segmento y otras triangulares que disminuyen de tamaño desde el tercero al secto segmento; lateralmente estos segmentos también tienen una mancha circular negra. Patas amarillas, excepto la mitad basal del fémur. las descansan plegadas. El macho tiene las antenas por lo menos más largas que las obreras, y el tórax posee más pilosidad blanco amarillenta.

Alimentación y hábitos

La hembra fecundada que ha invernado en un nido, comienza en primavera la construcción de otro nido donde primeramente se crían las obreras, que terminan la construcción de complejas cámaras de crías. Las avispas adultas se nutren de fluidos vegetales (néctar, savia, melaza, miel, jugos azucarados y frutos maduros) y en heridas de animales (mamíferos, aves). Las larvas son alimentadas con fluidos regurgitados, con artrópodos (insectos y arañas) cortados en pedazos y reducidos a papilla y también con restos de carne animal. Son insectos de naturaleza agresiva, siendo capaces de morder con sus mandíbulas y de picar con su estilete al hombre y animales. A pesar que no visitan regularmente huertos y parronales maduros, pueden producir serios daños en uva de mesa destinada a pasas, las cuales quedan completamente vaciadas. Otro aspecto interesante de su trofología, se refiere a la búsqueda de secresiones mielosas producidas por insectos principalmente de jardines (Mosquitas y Chanchitos blancos, Conchuelas, entre otros).