Truly nolen Guatemala

La rata noruega o de los canales

Nombre científico:     Rattus norvegicus Linnaeus Clase/orden/familia:     Mammalia/Rodentia/Muridae

Rattus norvegicus: Comúnmente referida a la rata noruega o rata café, o también conocida como la rata de los canales, pericote o guarén (en Chile).

Biología de las ratas noruega y del tejado

La Rata Noruega puede alcanzar su madures sexual a los dos meses promedio.

La esperanza de vida de las ratas es promedio entre nueve y doce meses.

Se ha observado que las hembras adultas viven mayor tiempo que los machos.

Las ratas son capaces de reproducirse todos los meses del año existiendo dos peak de reproducción uno en noviembre y el otro marzo.

El número de crías por camada en la rata noruega puede variar entre seis y veintidós considerando un promedio 8 - 12 individuos, esta misma rata tiene un promedio de 7 camadas al año.

En cambio el número de crías por camada en la rata negra varia entre 6 - 10 individuos promedio con un promedio de 6 camadas al año.

El número de camadas por año y el número de crías por camada son dependientes de la disponibilidad de alimentos, refugios, edad y condición de competencia de las hembras, temperatura, clima y otros factores.

Se ha observado que en climas calurosos la rata negra es más fecunda, por otra parte la rata noruega es más fértil en regiones de temperaturas frías.

Los machos son capaces de aparearse durante todo el tiempo después de ser maduros sexualmente, en cambio las hembras se aparean sólo durante la etapa de celo o calor, período que puede extenderse sobre los nueve meses.

El ciclo de calor se extiende de 4 a 5 días, hay cuatro estados; en el primer estado que dura más de 12 horas aproximadamente puede ocurrir calor. En el segundo estado que dura sólo 12 horas puede ocurrir calor y copulación. En el tercer estado de 15 a 18 horas el animal no está en calor y en el cuarto período que dura alrededor de seis horas, los huevos se encuentran en el oviducto.

La gestación demora entre 21 a 25 días, las hembras pueden preñarse nuevamente después de 24 a 48 horas de haber nacido la camada.

Las crías recién nacidas son de aspecto prematuro, sin pelos, color rosado, sin orejas ni cola. En alrededor de una semana comienza aparecer el pelo del cuerpo y abren sus ojos a los 12 a 14 días de haber nacido. Las crías dependerán de la madre en su dieta durante las tres primeras semanas, ya que luego se alimentan de material sólido.

El adulto de Rata Noruega alcanza a pesar un promedio de 300-400 gramos. En cambio la rata negra puede pesar entre 200-300 gramos promedio en su estado adulto.

Hábitos de las ratas

Las ratas pueden adaptarse a gran variedad de ambientes, su comportamiento, también varía, y por esta razón se debe ser cuidadoso cuando se atribuye ciertos hábitos a una especie u otra.

La rata del tejado es mejor trepadora que la rata noruega, sin embargo, esta última puede ser encontrada sobre los tejados y la rata del tejado ser encontrado en el alcantarillado.

Cohabitación

Las ratas del tejado dominan sobre los ratones de casa (Mus musculus) y pueden acarrearlos fuera de una edificación en la cual ellos son incapaces de protegerse. Por otra parte la rata noruega es la más dominante al ser la más fuerte, así ella domina y prevalece sobre la rata del tejado y el ratón de casa. Sin embargo, la rata noruega al no ser una buena trepadora como la rata de tejado, esta no puede alejarla de las localizaciones altas y así es posible que ambas ratas y los ratones de casa puedan estar presentes al mismo tiempo en una misma edificación.

El cuadro resume muestra características obvias por las cuales pueden separarse la rata del tejado a la rata noruega.

Predio habitacional

Dos veces al año hay una intranquilidad entre las ratas, resultando en un masivo movimiento, algunas veces manifestado por una migración general que tiene lugar lentamente en un largo periodo de tiempo.

En general, hay dos migraciones en el año; una se realiza en la primavera cuando hay disponibilidad por alimentos más suculentos o por lugares donde hay pocas ratas. Este calor de la primavera permite el cambio desde las edificaciones agrícolas (granjas) o edificaciones viejas hacia el campo abierto y praderas vacías donde existe basura acumulada. Es un estimulo para encontrar mejores lugares para comer y más cómodos para llegar con sus familias sin tener mayores competencias.

La migración de otoño es desde los campos y sitios abiertos en la ciudad hacia las granjas y construcciones de la ciudad, respectivamente. Este es un estímulo de protección buscando refugio a los meses fríos que vienen y donde ellos puedan almacenar sus alimentos, ya que ellos no hibernan y también no dejan de comer durante el invierno. Si el alimento no está disponible ellos no se quedarán.

El predio habitacional en la rata del tejado y la rata noruega, es un término comúnmente usado para designar el área regularmente frecuentada por un individuo. El alcance puede variar de una temporada a otra, según el sexo o la densidad de la población. La distancia que regularmente se mueve una rata es por la mayor parte dependiente sobre la relación entre su disponibilidad de guarida o albergue y el suministro de alimentos. Si estas dos condiciones están cerca las ratas harán viajes cortos; En cambio si están lejos los viajes serán más extensos.

Si los suministros o recursos alimenticios, como también su refugio son cambiados o destruidos, estas causas igualmente podrían alterar sus movimientos usuales. Las ratas de ciudad pueden vivir por meses en un área de 22 mt2 a la redonda como promedio.

Se ha observado que cuando las ratas son liberadas en lugares extraños, ellas pueden extraviarse y perderse del lugar de liberación a grandes distancias (6,5 a 17,5 Km.).

Alimentos

Aunque se ha mencionado que las ratas son criaturas omnívoras, ellas muestran preferencia específica por algunos alimentos.

La Rata del Tejado se ha observado alimentándose de semillas suculentas, vegetales o frutas (excepto los cítricos), son preferidos los cereales (trigo o maíz), carnes y huevos, De todos los alimentos, la papa dulce es la más preferida.

La Rata Noruega prefiere alimentos con alto contenido de grasa. Cuando los alimentos preferidos están ausentes, las ratas comerán lo que hay, y cuando están en estado de inanición (muertas de hambre) comerán literalmente cualquier cosa. En esos casos, por ejemplo, las ratas cortan la ropa de los miembros de un barco, aparentemente en su esfuerzo para comer.

Algunas veces las ratas aparecen comiendo materiales extraños tales como cuero, hueso, cables, plomo y tubos de plásticos, bandejas de pesas, cemento, también madera. Se ha observado que las ratas tienden a roer una amplia variedad de materiales en su ambiente.

El apetito de la Rata Noruega es prodigioso. Las ratas aparentemente comen dos veces durante la noche; la primera poco tiempo después de oscurecer y otra vez en la mañana temprano. Como promedio las ratas pesan 400 gr., un par de ratas comen el equivalente de 45 Kg. de alimento por años.

Se ha presentado en ratas características de canibalismo. Sin embargo este comportamiento es ocasional produciéndose en condiciones de cautiverio y falta de alimento.

Las Ratas tienden llevarse el alimento y otros artículos a los nidos seleccionando lo mejor. Las Ratas tienen un horario regular para alimentarse y comen en forma similar a las ardillas, sosteniendo los bocados con las patas. Después de comer, ellos limpian su boca y parte delantera con sus patas, un adulto de rata come promedio 28 gr. de alimento y 59 ml. de agua diariamente.

La conducta de las ratas en relación a los cebos Rodenticidas es considerado un gran detalle para el control.

En un estudio con Ratas Noruega albinas se encontró que el color de las fecas de las ratas depende de la dieta de consumo después de tres días. Por ejemplo rodenticidas en base a zanahorias produjeron un material fecal color anaranjado, alimentos en base a carne fueron de colores oscuros y una dieta de frutas (manzanas y naranjas) resuelto en café rojizo suave.

Agua

La Rata Noruega es una criatura que habita en la humedad que necesita para vivir, teniendo cerca disponibilidad de suministro o fuentes de agua, es por ello que situaciones de alta infestación existen cuando esta presente el agua en riberas o cursos de agua, tales como desagües y alcantarillado, aquí no sólo obtienen agua sino que también alimento. En ciertas instancias se ha observado trepar a los tejados de los edificios para obtener el agua de los tranques que se sitúan arriba de las edificaciones. La Rata Noruega puede obtener el agua por lamedura del rocío matinal en los pastos o masticando el hielo. Las Ratas beben agua lamiendo directamente con su lengua o poniendo sus patas delanteras en forma de taza. Bajo condiciones de severa falta de agua (Por ejemplo veranos muy calurosos o zonas desérticas, etc.), han sido observadas bebiendo orina humana concentrada.

Rattus rattus (La Rata del Tejado) obtiene agua en los Barcos, bebiendo el agua que se condensa en las bodegas, esta rata ha mostrado la capacidad de sobrevivir por semanas sin beber agua. Las frutas, vegetales y otros alimentos que contienen agua en su composición pueden constituir otros suministros de agua.

No sólo la Rata Noruega bebe agua, también nada y se sumerge en ella y están generalmente realizando sus guaridas y nidos cercanos a este medio (agua).

La Rata negra es también una buena nadadora, pero no está cercanamente asociada con el agua como la Rata Noruega. Se ha observado a la Rata Noruega en cultivos de peces compitiendo con ellos por los alimentos demostrando sus grandes habilidades de nadadora.

Hábitos de correr, trepar y saltar

La rata del tejado (Rattus rattus) al ser comparada con muchos otros animales no es un buen corredor, así esta rata el aire libre puede ser alcanzada por una persona o un perro e incluso un experto puede atraparla con las manos. En lugares familiares la rata del tejado da la impresión de ser veloz por la rápida y experta utilización de los refugios, de hecho rara vez para en los puntos en donde desaparece a menos que este muy bien protegida, repentinamente reaparece en otro lugar distante para posteriormente desaparecer nuevamente.

Aunque la rata del tejado no es buena corredora, puede suplir esta diferencia con su gran habilidad en trepar. Ella tiene la posibilidad de trepar en cualquier cosa que esté al alcance de su camino, sin embargo, también existen muchas estructuras que no puede trepar. La rata del tejado puede subir fácilmente a través de tubos (cañerías o tubos eléctricos) de 5,5 a 4 cm. de ancho. Si las paredes son rugosas ella podrá trepar con un ángulo de 90º al piso. También han sido vistas correr a través de cables del teléfono y trepar árboles (palmeras), incluso a menudo hacer sus nidos encima de los árboles.

Rattus rattus puede saltar verticalmente desde el suelo hasta cerca de los 60 cms. de altura y horizontalmente 1,2-1,5 mt. Esta rata puede saltar desde grandes alturas sin sufrir serio peligro. Por ejemplo, en alguna oportunidad se lanzó dos ratas del tejado desde la ventana de un elevador a 55 mts. de altura sobre el suelo, ambas ratas extendieron sus patas y comenzaron a planear en forma semejante a las ardillas voladoras, luego impactaron sobre el suelo corriendo prontamente a ocultarse sobre la vegetación. Estas ratas sin embargo, no hacen mucho uso de su habilidad de saltar y prefieren realizar directamente sus circuitos a través de la habilidad de trepar, algunas veces se observa realizar sus recorridos con continuos saltos (de 25 a 38 cm. de longitud) en condiciones de peligro o estrechamente perseguida, exhibiendo una real destreza como un leopardo.

La rata del tejado ha demostrado poder saltar a 1,2 mt. de una pared ayudada a través de una carrera de partida.

La rata noruega (Rattus norvegicus) no se inclina a trepar alambres, tubos, cañerías, árboles y otros objetos. Ella prefiere viajar sobre una superficie plana o subir por una escalera y a través del techo. Esta rata trepa rara vez cuando necesita alcanzar accesos de una edificación o hacia alimentos.

Las ratas son capaces de trepar en cualquier parte que ellas puedan poner la punta de sus dedos y aplicar presión.

Su habilidad de trepar fue estudiada y los resultados muestran que ellas son capaces de moverse libremente sobre superficies verticales ásperas de madera, a través de líneas de teléfonos usando la cola para asistir en balancín y ascendiendo láminas de metal apoyándose con sus patas a través de los borde libres, además ellas pueden trepar tubos o cañerías galvanizados timándose parcialmente alrededor de estos y poder trepar razonablemente bien sobre los tubos lisos.

Las ratas pueden fácilmente trepar tubos de 1, 2 y 3 pulgadas de ancho, equivalente a (2,5; 5 y 7,5 cm. Aproximadamente), mayores medidas van a depender de la textura del tubo y también a la altura que deben trepar para alcanzar los accesos abiertos; si el tubo o cañería es suave o liso, la rata probablemente no trepará a cualquier altura por un tubo de 10 cm. de diámetro. En cambio, si la textura del tubo o cañería es áspera, definitivamente puede ser considerado una vía de entrada a la edificación, también las ratas pueden ascender por largas cañerías o tubos pegados a la pared de una edificación a través de la presión de su cuerpo entre el tubo y la edificación. "La rata Noruega" puede también deslizarse bajando una cuerda ayudada de su cola envuelta alrededor de la cuerda.

Las ratas son criaturas extremadamente cautelosas, ellas usualmente corren cerca de los bordes o tubos (cañerías) que están cerca de la pared o detrás de los objetos próximos a la pared. Estas vías en las casas o edificaciones pueden ser fácilmente reconocidas por dejar unas manchas negras en forma de eje, y por la suciedad-gris marcada por sus cuerpos y dejadas alrededor de los agujeros u hoyos y a través de los bordes de sus habituales pasadas.

Las marcas dejadas por las ratas sólo pueden ser distinguidas cuando estos caminos han sido usados por algún tiempo.

Nido exterior y madriguera

La Rata Noruega realiza sus nidos en madrigueras subterráneas siempre y cuando los sitios de los nidos estén adyacentes a una edificación. Sin embargo, algunas veces aparecen éstas especies prefiriendo nidos subterráneos más bien dentro de la edificación.

La rata del tejado (Rattus rattus) prefiere los nidos al interior de la construcción o en pilas de piedras, basura, cajas o cualquier otro material al aire libre. Sin embargo, la rata del tejado puede anidar en madrigueras subterráneas cercano a la construcción siempre y cuando la rata noruega no este presente.

La rata del tejado también puede anidar en palmas y otros árboles, además de cercos vivos y enredaderas sobre las cercas.

Los túneles de las ratas noruegas son de 5 a 7,6 cm. de diámetro, variando en largo con 2 o más túneles de entrada, uno central como lugar de retiro y muy a menudo con un "Agujero-Pasador" ligeramente tapado con tierra en el exterior, como escapes de emergencia para las ratas. Estos "Agujeros-Pasador" pueden estar ocultos bajo hierbas (malezas) o desperdicios (tablas o cartones). Las ratas empujan la tierra en los túneles con las patas delanteras y la tierra suelta la van pasando a la parte posterior de su cuerpo bajo el estómago. Las ratas después depositan el suelo hacia atrás con poderosos golpes de sus patas traseras.

Se ha observado que las ratas rara vez se extienden a 45 cm. bajo tierra con sus madrigueras. Sin embargo las ratas pueden hacer madriguera a 1,2 M. o más encontrándose dentro o fuera de la construcción. Generalmente la rata del tejado tiene túneles bajo los cimientos extendidos sobre los 75 cm. bajo la superficie del suelo.

Los sentidos de las ratas y ratones

Las ratas y ratones poseen una mala visión, pero los sentidos del olfato, gusto, oído y tacto están altamente desarrollados. Ellos frecuentemente husmean los movimientos distinguiendo su alrededor a través de los olores recibidos. La elección de los alimentos está indudablemente basada sobre la preferencia de su gusto.

Ellos son ahuyentados por sonidos inusuales, pudiendo reaccionar paralizándose en el caso de los ratones o protegerse a un lugar seguro en el caso de las ratas.

Los largos bigotes sobre su nariz y otros pelos largos alrededor de los ojos suelen vibrar para su sentido del tacto, hay sensores nerviosos alrededor de la base de cada pelo que le dan al animal la información de su alrededor. Se ha determinado en laboratorio, en ratas que se le ha removido de sus pelos vibratorios que éstas pierden la habilidad en recorrer y encontrar su camino.

Guarida y nido

Las ratas requieren de su guarida para dos propósitos importantes, una como refugio de protección para los adultos y otro para protección de los jóvenes. La guarida generalmente se encuentra en espacios retirados en donde las ratas están menos expuestas a la vista y principalmente fuera del alcance de sus enemigos.

Los nidos de ratas están hechos de trozos de cualquier material disponible, materiales suaves son especialmente preferidos, tales como trozos de papel , trapos, aspillera, paja, pedazos de cuerda, astillas, etc. Estos son llevados hacia la guarida seleccionada y puestos en montones sueltos construyendo una estructura semejante al nido de los pájaros. En los nidos los jóvenes son depositados y cuidados por las hembras ratas (madres). Los machos de otros nidos pueden atacar y alimentarse de las crías si se les presenta la oportunidad.

Los nidos generalmente se encuentran en pilas de basuras o mercaderías que tienen más de un mes de no ser movidas.

Los nidos tienen forma de tazón y poseen un diámetro de 20 cm. aproximadamente.

Actividades del día y la noche

Las ratas no son animales totalmente nocturnas, grupos numerosos se han observado que usualmente se vuelven activas media hora después del crepúsculo, el aparente hábito nocturno es una expresión relacionada con su modo de auto-defensa, que arranca inmediatamente en presencia de daño, quedando inaccesible y oculta.

Cuando no son molestadas las ratas se aventuran en lugares abiertos, buscando alimentos, durante cualquier momento del día o la noche.

Hay mayor frecuencia de ratas fuera de la casa durante la noche debido a que sus principales enemigos están relativamente inactivos durante las horas de noche. Se ha observado que ratas bien alimentadas son primordialmente nocturnas, y ratas hambrientas pueden alimentarse durante el día.